viernes, 23 de diciembre de 2011

Descartan plan para arenar La Herradura

 
Lima - Más de un millón y medio de dólares serían tirados literalmente al agua por la Municipalidad de Lima mediante el proyecto de recuperación de la playa La Herradura, ubicada en Chorrillos, elaborado por el arquitecto y ahora asesor municipal Augusto Ortiz de Zevallos, según el ingeniero Pablo Gómez Debarbieri.

El especialista alertó que la comuna limeña ha anunciado la recuperación de esta playa, pero sin contar con estudios de bariometría (ciencia que mide las profundidades marinas) y de tránsito de sedimentos (arena y otros materiales que se depositan en el fondo del mar) de la zona intermareal, "muy necesarios para todo proyecto".

Hace unos días, Ortiz de Zevallos anunció en una entrevista en Canal N que este verano "pondremos arena en La Herradura" y aseguró, además, que existe un "mapeo de olas que los marinos la estudian".

Para Gómez Debarbieri, las declaraciones del arquitecto son "falsas" y demuestran que "desconoce por completo la problemática y las soluciones en el tema de recuperación de playa".

"Si se coloca toneladas de arena y no se la protege, esta masa de arena se perderá en tres meses por la erosión del mar. En revestir con arena los aproximados 600 metros de La Herradura el municipio se gastará entre 1.5 millones y 2 millones de dólares. Es decir, esta millonaria inversión se iría por un tubo al finalizar el verano", refirió.

En esa línea, cuestionó que Ortiz de Zevallos, antes de ganar playa, "prefiere ocuparse de sus proyectos desligados de la playa y el mar en la Costa Verde, como construir instalaciones en la ribera de la Costa Verde, que luego nadie usará, al no haber playas".

Una solución. El ingeniero industrial, quien tiene 25 años de experiencia en la materia, explicó que hay varios métodos para recuperar playas, pero destacó que el más barato y efectivo es la colocación de contenedores tubulares de geosintéticos.

"Los 'geotubos' son cilíndricos de geosintético (ver infografía) que se llenan por bombeo con una mezcla de agua y arena. Actúan como barreras, que impiden que el mar erosione la costa y se lleve la arena de playa ganada", explicó.

Manifestó que estas estructuras, de tecnología holandesa y que se usan a nivel mundial en dos colores (beige y negro), se utilizan para reemplazar a las rocas en espigones, muelles, rompeolas y otras estructuras marinas.

"Hace más de un mes, me citaron al municipio de Lima para reunirme con Ortiz de Zevallos y exponerle este sistema. Sin embargo, el arquitecto ni siquiera se presentó a la reunión. Él está en la libertad de escoger el método, yo sólo quiero exponerle lo que sé con mi experiencia", dijo Gómez, proveedor esta tecnología.

La aplicación de esta tecnología a la playa La Herradura permitiría recuperar en poco tiempo y a bajo costo un espacio para los miles de veraneantes limeños, añadió.

Bonito malecón. Si bien la comuna de Lima ha invertido unos 10 millones de soles en remodelar el malecón de La Herradura y puede resultar muy atractivo pasear por él, los limeños añoran la antigua playa que permitía la reunión de numerosos cultores de los deportes acuáticos.

Pese a esa gran inversión, muy pocos acudirán este verano a La Herradura para gozar de la playa y el mar, mientras que los negocios que aún quedan empezarán a languidecer, pues la fuerza de las olas sigue quitándole arena a este antiguo balneario y resulta cada vez más complicado ingresar al mar. Ángel Arroyo - aarroyo@epensa.com.pe

No hay comentarios:

Publicar un comentario